19 mayo 2008

Para mantener siempre fresco el café

Si eres de los que les gusta el café recién molido. Si te gusta mantener los granos de café lo más fresco posibles hasta el momento de molerlos para saborear mucho mejor el café tienes dos opciones.
  1. Hacer como casi todo el mundo. Abres el paquete, lo usas, lo cierras y lo metes en la nevera para que pierda lo menos posible.
  2. Te compras un cacharro como el de la foto por veinti pocos Euros. Metes el café en el aparato. Le das a un botón. Te deja el café al vacío. Vas sacando el café conforme te va haciendo falta.
No parece mala la idea, ¿ no ? Además, sirve tanto para el café como para cualquier otra cosa que quieras conservar fresca, frutos secos, por ejemplo. Si lo quieres comprar date una vuelta por aquí.

6 comentarios:

  1. anda!!! a mi la verdad es que el café no me termina pero me encanta su olorrr es maravilloso oler un paquete de cafe o saborear un grano de cafe en la boca, tengo gustos raros pero el invento está bien yo lo dejaba en la nevera

    ResponderEliminar
  2. Lo mismo que hago yo. Es lo más cómodo. Sin contar el invento este, claro.

    ResponderEliminar
  3. Eso está pensado para mí, perfecto.
    Grasis Moisés y buenos días guapo, que pases buena mañana.
    Besos amigo^^

    ResponderEliminar
  4. Pues si te lo compras me dices qué tal está. A ver si nos llevamos comisión o algo :)

    Un abrazo mu fuerte.

    Por cierto, ¿ hoy también tienes pensado mojarte ?

    ResponderEliminar
  5. soy de los de tomar cafe en bares¡¡¡ Un buen expresso

    un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Yo también. Pero justo después de comer no me importa para nada uno hecho en casa.

    A ver si te animas y haces una entrada dedicada al café :)

    ResponderEliminar