14 mayo 2008

Vaya gente que hay por ahí

En Venecia estaban ayer dos policías haciendo su ronda habitual cuando se dieron cuenta que un hombre tenía un comportamiento un pelín extraño.

Y es que pasear por la zona de mayor atractivo turístico como si fueses un turista más sin levantar la cámara ni una sola vez ya de por si es sospechoso. Pero si además vas con una bolsa negra colgada a la altura de la pierna y perseguir a una muchacha por una de las principales plazas de la ciudad italiana es aún más sospechoso.

Le hicieron algunas preguntas y se dieron cuenta que el tío usaba un agujero en la bolsa para hacer fotos. Además perseguía únicamente a mujeres con faldas cortas buscando el momento y el ángulo correcto. Después de las pesquisas han descubierto que llevaba dos años dando vueltas por la plaza. Tenía varios DVDs con más de 3000 fotografías de mujeres, bueno, en realidad tan solo una pequeña parte de su anatomía.
Página original

7 comentarios:

  1. Oisss que guarro, le pillo yo y le meto un bolsazo que le dejo apañao jajajaj
    Besos amigo^^

    ResponderEliminar
  2. jajajaja

    ¿ Solo un bolsazo ???

    ResponderEliminar
  3. Que tio! hay que ver lo que inventan los chinos! jajaja Haciendo fotos erotica-festivas de las muchachas en minifalda! anda que... no sería mejor que se metiera en una de las multiples paginas que hay sobre mujeres en Tangas? esta juventud... siempre pensando en lo mismo...

    ResponderEliminar
  4. Vaya, hay gente para todo. Cuanto viciadillo que hay por ahí.

    ResponderEliminar
  5. problemas sexuales no resueltos. Me hace gracia eso de que no hacía fotos y eso ya es para sospechar, no era japonés entonces, jajajaj.
    En la playa, ahora en mayo me grabó un pavo en topless y aunque le dí un toque siguió a lo suyo. ¿qué se puede hacer?. Es cuestión de ética y de moral. En fín.... un beso.

    ResponderEliminar
  6. Oca pues sí. Sale más barato. Como no hay sitios con fotos como se te antojen ...

    ResponderEliminar
  7. Krambis si es que la gente está muy mal. A parte de no respetar para nada al resto.

    ResponderEliminar