13 agosto 2008

No solo la juventud es inconsciente

Un Hongkongense (por llamar de alguna forma a los habitantes de Hong Kong) de 41 años conocido únicamente por su nombre de pila, Xing tuvo una "feliz" idea mientras caminaba por el parque. Por lo visto ese parque está lleno de bancos metálicos con pequeños agujeritos. El hombre diría ... uy ... cuantos agujeritos ... y son gratis ... y todos para mi ...

Aquellos que hayan pensado mal han acertado. El susodicho individuo se puso boca abajo, se bajó los pantalones e introdujo su miembro (que fino queda así dicho) en uno de los agujeros de uno de los muchos bancos. Una vez introducido y después de mover un poco la cadera aquello, lógicamente, se hinchó. De tal forma que cuando se dió cuenta no podía sacarlo. Lo mejor del caso es que la sangre allí acumulada no retornaba con lo que aquello no menguaba y seguía sin poder sacarlo. Impaciente (como para no estarlo) llamó a la policía. Cuando acudió (me habría encantado ver la cara del primer policía que llegó allí) intentaron auxiliar al "desdichado" vaciandole un poco de sangre (ayyyyyyyyyyyyy). Viendo que no resultaba cortaron el banco y con el lo llevaron al hospital.
Los médicos le dijeron que si llega a tardar una hora más habrían tenido que amputarle y tirarle el miembro. Supongo que Xing no olvidará jamás ese día y que tendrá más cuidado la próxima vez antes de meterla en cualquier agujero.
Página original

11 comentarios:

  1. Que desesperaos que podeis llegar a estar los tios jejejeje

    ResponderEliminar
  2. MADRE MIA PUES SI que estaba falto de tema jajajajaaj

    ResponderEliminar
  3. Me partoooooooo!! jajajaaj

    Me recuerda a una de este pueblo, que según dicen se introdujo en el tururú (fino?) una botella coca-cola y al hacer vacío no se la pudo sacar y hala!! tira para el hospital!!

    Dios!! que bochorno!! para filmarlo!!

    Besitos y buen día , amigo :)

    ResponderEliminar
  4. IMPRESIONANTE!
    Pero que calentón debia llebar enciama que le impidiera hasta pensar!!!

    la lesxe puta!!

    ResponderEliminar
  5. Aquí Moisés en vez de decir no metas las narices donde no debás habría que decir otra cosa jajaja madre mia que loco está y el de tu pueblo que nombras Dianna tampoco se queda atrás, si es que ven un agujero y pierden el norte.. jaja

    Besos a los dos

    ResponderEliminar
  6. jajajajaja, no he parado de reír en todo momento, a medida que explicabas me imaginaba "con pelos y señales" tan angustiosa y surrealista situación... ¡es que hay gente "pa tó"!!! el de los agujeritos... recomendarle a este señor una muñeca hinchable, que ahí, made in china deben ser baratillas...
    Besos y gracias por las risas que me haces pasar.

    ResponderEliminar
  7. Ya veo que coincidís conmigo en lo mal que está la gente. Estoy contigo Ginebra con lo barata que debe ser una muñeca ...

    Lo que no entiendo es lo que se le debe pasar a ese señor por la cabeza ... igual tiene el síndrome ese que le coge cariño a las cosas inanimadas ...

    ResponderEliminar
  8. Anda que al chino no se le ocurrió nada mejor que hacer en un parque.
    Me alegro por degenerado!!

    ResponderEliminar
  9. jajajajaja mira que eres mala.

    No hay que alegrarse por las desgracias ajenas ;)

    ResponderEliminar
  10. Esta juventud... jajaja

    Aqui se confirma el dicho popular de que los chinos la tienen pequeña y muy fina, porque sino, no me explico como pudo meterla en esos agujeros tan pequeños.

    Que grande son los chinos!

    ResponderEliminar
  11. jajajja

    Pues ese de juventud ya tenía poco eh?

    Si es que no son tan superdotaos como nosotros ;)

    ResponderEliminar