15 noviembre 2008

Obesidad infantil

Unos investigadores del Hospital de Kansas City han realizado un innovador estudio que debería, al menos, levantar una voz de alarma sobre un grave problema que, desgraciadamente, se ve cada vez más.

Recuerdo como nuestras madres y abuelas nos decían: "come, come, que asi te pondrás como tu padre, alto y fuerte" y cosas por el estilo. En el caso de España se dice que la época de escasez tras la Guerra Civil hizo que se inventase ese refrán que dice "hacer la del pobre, reventar antes de que sobre". Entre eso y lo propensos que somos a coger lo mejorcito de cada casa, me refiero a las insanas comidas rápidas norteamericanas, ha hecho de la nuestra una de las más obesas del mundo.

El estudio al que me refería antes venía por estudiar el tamaño de las arterias del cuello de 70 niños de edades comprendidas entre 10 y 16 años. Como no existían referencias para esa edad se han comparado las medidas con pacientes de 45 años. El resultado ha sido catastrófico. Casi todos los niños tenían cantidades anormales de colesterol y muchos de ellos eran obesos. Por supuesto los problemas que tienen en esa edad solo hace que presenten dificultades en su vida adulta. Ya se sabe, llega una edad en que se paga lo que se ha hecho de joven.

Una llamada de alerta para cambiar las costumbres, para no sentarnos delante del televisor y dejar que nuestros hijos se pasen horas delante del ordenador o de la consola.
Página original

8 comentarios:

  1. La verdad es que es terrible!!! y cada día hay mas niños en esa situación. Y lo peor, de lo peor, es que muchos padres no se dan cuenta o no quieren darse cuenta.

    Feliz Finde

    ResponderEliminar
  2. Yo soy una persona sedentaria y noto estas cosas, no ayuda tener un oficio que implica tener el culo pegado a la silla. Per bueno, también una intenta hacer deporte y ejercicio, aunque ahora en invierno poco o nada apetece.

    Muaaks!

    ResponderEliminar
  3. mucho niño tonel a cuenta de cambiar el bocata de chorizo por la bollería industrial!
    y encima consola en vez de parque durante una horita o dos después del cole....

    en fin, que los tiempos cambian y no siempre para mejor

    salu2

    ResponderEliminar
  4. Menos consolas y más ejercicio... Las chuches y bollería están bien para un día a la semana, pero hay niños que las comen todos los días.

    ResponderEliminar
  5. Ahí es donde quería llegar. Es muy fácil decirle al niño (o niña) que se quede ahí sentado para que no moleste.

    Pues si no quería cansarse que no la hubiese metido !!!

    ResponderEliminar
  6. Hola! veo que has cambiado de look de nuevo, queda muy bien también..

    Este artículo es bueno difundirlo para que muchos padres reaccionen a lo que pueden llegar sus hijos.. ya ves que les cuesta darles una frutita de postre en vez de un dulce o no atiborrarlos a comer a todas horas...saber decirles que no.Es una pena que ellos dentro de su ignorancia acaben así por sus padres no poner remedio..

    besos

    ResponderEliminar
  7. Ha eso quería llegar Esther. El no saber decir que no es lo peor. No solo en cuestión de dieta sino también en otros muchos aspectos.

    Y respecto al cambio de look ... el anterior tenía un pequeño problema, era muy estrecho. Además, este es más simple que va más con lo que quería.

    Un abrazo

    ResponderEliminar