30 septiembre 2009

Para no quejarse de la lluvia

Llevamos unos días (o semanas, que yo veía muy bonito el bañarme hasta finales de septiembre y fíjate tu, no he podido probar el agua desde la primera semana) con mucha lluvia por estos lares. Pero solo es agua. Más fuerte, menos fuerte, pero sigue siendo agua.

No pasa lo mismo con una simulación que han hecho algunos científicos de un planeta que se descubrió en Febrero orbitando una estrella llamada Corot-7. Se le llamó Corot-7b. Tiene casi el doble de diámetro que nuestro planeta. Pero está a una distancia 23 veces más cerca de su estrella de lo que lo está Mercurio. Al estar tan cerca la gravedad con su estrella es muy fuerte. Tanto que está ligado tal como nuestra Luna con la Tierra. Solo muestra una cara a su Sol. En ese lado la temperatura supera de sobra los 2.000 grados centígrados. En el contrario se quedaría en unos agradables 14 grados. Pero lo realmente sorprendente es que los modelos presentados han llegado a una curiosa teoría sobre su atmósfera.

La atmósfera, como aquí en la Tierra, está compuesta de componentes que llegan a ella desde la superficie. Pero aquí los componentes generados son nitrógeno, oxígeno, dióxido de carbono, vapor de agua, metano ... Allí los componentes son un poco más raros: sodio, potasio, oxígeno, monóxido de silicio, ... Estos elementos y compuestos provienen de la evaporación de las rocas. La temperatura hace que se fundan y se evaporen después. Al subir y enfriarse lo suficiente se condensan y caen en forma de pequeñas piedras. Estas caen en mares de lava donde en no demasiado tiempo volverán a evaporarse.

La evaporación también debe ser curiosa. Lo han comparado con los procesos seguidos en las petroquímicas para separar diferentes elementos de los compuestos del petroleo, por ejemplo. Las columnas de vapor de roca se separarán según el peso de sus elementos. Los más pesados tardarán más en subir, mientras que los más ligeros subirán más rápido. Formarán unas curiosas columnas donde las zonas más bajas contendrán elementos que se enfriarán antes y zonas altas que subirán hasta las capas más altas de la atmósfera. Allí los elementos como el sodio no podrán asociarse ni condensarse y esperarán pacientemente a que los vientos solares los alejen del planeta.

Un bonito sitio para verlo de lejos, vaya.

10 comentarios:

  1. oh!!! pareces Matanuska jejejejje

    Pues si, bonito de lejos.

    ResponderEliminar
  2. Matanusko dos....jejeje....no entendi muy bien el post no soy tan inteligente como vos...uno es asi que le vamos a hacer..chao churrin...

    ResponderEliminar
  3. Desde luego es curioso es como un ciclo cerrado donde la materia no para de pasar de un estado a otro.. Por cierto hoy tienes um premio en mi blog. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Conxa es que en la astronomía compartimos gustos :)

    ResponderEliminar
  5. Alijodos, imaginate un planeta donde en vez de llover gotas de agua cayesen peñascos calientes.

    Besitos guaaaaaaaaaaaaaapooooo!

    ResponderEliminar
  6. Esther es básicamente lo que pasa en este, pero supongo que aquí no le damos tanta importancia a lo que nos rodea.

    ResponderEliminar
  7. La foto es alucinante porque la miras y acabas viendo chirivitas....

    Y en cuanto a lo que cuentas, palabrita que me lo creo pero me sobrepasa, sobre todo por el miedo a lo desconocido.

    Besitos encanto y enhorabuena por tu premio, que lo he visto en el blog de Esther

    ResponderEliminar
  8. Interesante la información Moisés. besos

    ResponderEliminar
  9. Pues, sí muy curioso, aunque no creo que lo incluya en mis viajes.

    ResponderEliminar
  10. La verdad que me gustaría ver fotos de estos procesos tienen que ser la leche. Saludos

    ResponderEliminar