05 enero 2010

Estudio sesudo

Unos investigadores del King's College de Londres se "han visto en la necesidad" de realizar un estudio por el bien común de la especie humana.

En el estudio han participado 1.800 mujeres británicas. Todas las mujeres tenían algo en común, podían dividirse en gemelas idénticas o en mellizas. El hecho de usar este conjunto tan reducido de mujeres estriba en el hecho de que es una forma rápida y fácil de encontrar si una determinada ocurrencia viene o no motivada por motivos genéticos. En el caso de que dicha ocurrencia venga dado en una hermana gemela y no en la otra indicaría que no tiene nada que ver con la genética (pues es compartida entre ambas hermanas).

La ocurrencia investigada es la existencia, o la falta de ella, del famoso Punto-G femenino. La conclusión, ese lugar que a algunas mujeres alegra el día, parece ser totalmente inexistente. Según las conclusiones del grupo este famoso punto es solo parte de la opinión subjetiva de la sujeto. Lo que quiere decir, según creo, que cualquier mujer en un determinado momento y dependiendo de su estado de ánimo (y de la habilidad de la correspondiente pareja, sea ser humano u objeto) puede conseguir el efecto que las que supuestamente tienen dicho punto dicen conseguir.

Con este estudio quieren lograr desmitificar algo que hace daño a muchas mujeres que creen que son menos que otras mujeres. Y aunque dicen que quitan presión a los hombres yo pienso que es todo lo contrario. Con esto se prueba, una vez más, que el disfrute, o la falta de el, de muchas mujeres viene motivado por la aptitud, o la falta de ella, de su pareja.

8 comentarios:

  1. No sé si estoy de acuerdo con ese estudio, Moisés, por supuesto que el disfrute depende de la predisposición y de la habilidad, pero hay ciertos "rinconcitos" y sitios que no nunca fallannnnn. En fín, besos "practicantes" y no me refiero a la práctica de ninguna religión, jejejejejeje.

    ResponderEliminar
  2. ¡No sé qué opinar!

    creo que en esto del sexo estamos tooooodos aún bastante pez

    vamos, que queda tantíiiisimo por descubrir! (científica y cotidianamente, digo)

    un besazo Moiséess!

    ResponderEliminar
  3. Moisés...

    Que bueno !!!

    Las casualidades forman constantemente parte de nuestra vida.

    Yo soy de los que siempre tengo unos 12 o 15 post programados, es decir que lo que ves hoy fue escrito hace mas de un mes siempre.

    El 8 de enero sube un por sobre el PUNTO G en el que use la misma fotografía, la edité, pero la base es la misma.

    Te lo ciento para que no me creas un COPIÓN (jajajajaja !!!!)

    Igualmente la trama del post es absolutamente diferente si bien el eje del articulo es el punto G.

    Y VIVA EL PUNTO "G", EXISTA O NO (JAJAJAJA)

    Mi GOMÍA, te dejo un abrazo.

    Carlos Hugo Becerra

    ResponderEliminar
  4. Ginebra el estudio únicamente indica que no existe un racimo de nervios diseñado exclusivamente para dar placer dentro de la vagina.

    Aunque eso no quiere decir que haya rinconcitos. Con lo divertido que es jugar con ellos.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  5. Mary creo que lo que más falta hace es tener ganas de explorar, jugar y divertirse juntos.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  6. Carlos la casualidad existe XD

    Ahh, y viva!!! :)

    Un abrazo gomia.

    ResponderEliminar
  7. De eso se trata, Moisés, tú lo has dicho: debe haber una complicidad grande en la pareja y no tener reparos en jugar y descubrir juntos, es lo bonito, no?

    ResponderEliminar
  8. Completamente de acuerdo contigo Azahara.

    ResponderEliminar