21 enero 2008

Igual que aquí

En un pueblo de Alemania llamado Bochun tiene Nokia una fábrica. No sería nada del otro mundo si Nokia no quisiese llevársela a Rumanía y distintos miembros del Gobierno Alemán no se hubiesen puesto de morros.

Y, no como aquí, han tomado cartas en el asunto. El Ministro de Consumo Alemán ha dicho públicamente que va a cambiar su Nokia por cualquier otro móvil solidarizándose con los trabajadores de la planta. Pero como eso cambiaría poco también ha dicho que estudiará la posibilidad de que todos los teléfonos oficiales de su Ministerio tengan el mismo tratamiento.

Junto con el otros políticos hablan ya de tomar las mismas medidas de presión para evitar el despido de 2.300 trabajadores con lo que ello conllevaría.

¿ Os imagináis que aquí cuando una empresa extranjera quiere cerrar una fábrica o llevarse parte de la producción a otro país nuestros gobernantes se mojasen de verdad y tomasen medidas similares ? Hablando de los alemanes ... cuando Volkswagen intenta presionar con cerrar las fábricas de Seat el gobierno presionase con no comprar ni un solo vehículo más del grupo para ningún estamento oficial ... ¿ serviría para algo ?

Noticia original

2 comentarios:

  1. No sé si serviría , pero por lo menos harían presión y más de uno que les hemos votado veríamos en ellos alguna buena intención fuera de los discursos políticos y las promesas , algo llamado ACCIÓN.
    Silvia^^

    ResponderEliminar