14 octubre 2008

Alivio

Unos investigadores de la Universidad de Carolina del Norte han descubierto como una proteína puede servir para sustituir a la morfina como alivio para enfermos que, de otra forma, podrían morir de dolor.

Esta proteína tiene dos ventajas añadidas. Primero, surte efecto 14 veces más tiempo que la morfina (de aproximadamente 5 horas a 3 días) y, segundo, no implica los efectos adversos que en el organismo puede llegar a ocasionar la morfina.

El principio de funcionamiento es muy sencillo. Cuando sufrimos algún problema físico que ocasiona dolor las terminaciones nerviosas que detectan el "problema" liberan ATP (adenoxín trifosfato, no confundir con Asociación de Tenistas Profesionales). Este es el que indica al cerebro que tiene que manifestar el dolor. Por lo que hay tres formas de evitar sentir el dolor, evitar la emisión, evitar la transmisión o evitar al receptor.

Está claro que no vamos a dejar inutilizado el cerebro para no sufrir dolor. Insensibilizar las células nerviosas emisoras es lo que ya hace la morfina. Así que el nuevo descubrimiento se ha centrado en la vía intermedia. La proteína descubierta convierte el ATP transmisor del dolor en ademosina. Esta sustancia hace justo lo contrario; le dice al cerebro que pare el dolor. Así no se daña ninguna de las partes y cuando el enfermo se recupere (eso deseamos todos) tendrá una vida completamente normal. Sin efectos secundarios y sin un mono que quitarse de la chepa.
Página original

13 comentarios:

  1. Estuve 5 meses haciendo prácticas de enfermería en un hospital oncológico y los mórficos eran el medicamento estrella, pero con todos sus efectos secundarios...

    Una noticia estupenda, todo lo que sea para aliviar el sufrimiento de las personas, bienvenido sea.

    ResponderEliminar
  2. Una muy buena noticia, todo aquello que sea para anular el dolor, y si de verdad no tiene efectos secundarios, es genial.

    Esperemos que este descubrimiento pronto pueda estar al alcance de todos lo centros hospitalarios y demás. Porque desde el descubrimiento a la puesta en practica.....

    ResponderEliminar
  3. Supongo que por efecto secundario hablaras por engancharse a ella como a cualquier otra droga no?

    ResponderEliminar
  4. si al final funciona sin efectos secundarios ni nada: olé!

    ResponderEliminar
  5. Ah, la última frase me quitó la duda, que no era otra que...¿no creará esta proteína dependencia física en el organismo??

    pues eso

    beso!

    ResponderEliminar
  6. Eso está genial asi luego sin dependencias ni nada raro...Buena investigación.

    besos

    ResponderEliminar
  7. Isabel, además de el engancharse a ella, tiene otros efectos adversos, como dificultad respiratoria, hipotensión, etc. que en pacientes delicados complican un poquito más las cosas. Además, te vas haciendo tolerante y cada vez necesitas más cantidad para que te haga efecto.

    Un besote

    ResponderEliminar
  8. Me encanta esto porque además con los comentarios aprendes una barbaridad.

    Muchas gracias azahara por la aclaración que le has hecho a isabel.

    ResponderEliminar
  9. Moisés...

    Muy bueno !!!
    Todo adelanto de la ciencia en pos de mejorar la calidad de vida debe darse a conocer.

    La morfina es el alcaloide más importante obtenido de las semillas de la adormidera o la planta del opio (Papaver somniferum).

    Al ser el fármaco de elección para el tratamiento del dolor asociado al infarto de miocardio en mi los han utilizado en mis tres infartos.

    Y lo usan en estos casos pues la analgesia se debe a los cambios en la percepción del dolor a nivel espinal.

    Moisés, si hablamos de efectos adversos es importante comentar que aunque es posible que los agonistas opiáceos presenten adicción, el riesgo real de que esto ocurra en las condiciones terapéuticas de uso es muy escaso, incluso durante un tratamiento crónico. Sin embargo, puede producirse una dependencia fisiológica que se hace evidente por el síndrome de abstinencia que tiene lugar si se discontinua abruptamente un tratamiento.

    Mas bien que no es mi caso, pero el uso en mujeres embarazadas puede producir en el recién nacido depresión respiratoria y síndrome de abstinencia. Los síntomas de este síndrome aparecen a los 1-4 dias del nacimiento y se caracterizan por temblores generalizados, hipertonicidad, vómitos, diarrea, hipersensibilidad a los estímulos táctiles, llanto excesivo y fiebre.

    En la drogadicción a la morfina es importante distinguir entre dependencia fisiológica (que comienza cuando se discontinua abruptamente el consumo de morfina) de la dependencia psicológica. Esta última es una alteración de la conducta que abruma al drogadicto en relación con la adquisición de la droga.

    Llegando a los extremos, otras reacciones adversas que han sido observadas con la morfina son las cefaleas, nerviosismo, insomnio, disforia, alteraciones del comportamiento y del humor, anxiedad y falta de descanso. En pacientes tratados con altas dosis de opiáceos, se han observado alucinaciones (insectos o arañas) y convulsiones. Estas alucinaciones se han observado sobre todo cuando las dosis han sido aumentadas rápidamente.

    Bien Moisés, el tema da para mucho, el descubrimiento científico es MUY IMPORTANTE, y haces muy bien en difundirlo.

    Un abrazo.

    CarlosHugoBecerra.

    ResponderEliminar
  10. la verdad es que lo lei, todo tiene efectos secuandario, que investiguen las plantas y se llevaran una grata sorpresa.

    Pero claro a las farmaceuticas no les interesa que plantas que han curado todo tipo de enfermedades en las tribus del amazonas, en perú si no que les quedaria a ellas?

    saludos

    ResponderEliminar
  11. Carlos como siempre ayudando a entender. Me encanta ! :)

    Muchísimas gracias por tu comentario.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Matanuska no te preocupes que de eso también conseguirían sacar un buen cacho. Los más espabilaos piensan más en cómo sacar beneficio económico que en otra cosa.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Que caña... buen descubrimiento... buen descubrimiento...

    ResponderEliminar