13 octubre 2008

El ser humano puede ser sorprendente

No, no os engaña la vista. La casa está partida por la mitad.

No es que haya pasado un huracán, ni tan siquiera la ha partido un rayo. La respuesta es mucho más sencilla y, a la vez, más curiosa. Pertenecía a un matrimonio camboyano. Allí los abogados son carísimos (sí, más que en el resto del mundo). Por eso cuando la pareja decidió que su vida juntos debía llegar a su fin tomaron una idea salomónica y la llevaron hasta sus últimas consecuencias: partid la casa por la mitad.

Aquí está la mitad que se ha quedado ella. El se fue a la otra punta del pueblo y se irá a casa de sus padres mientras reconstruye la otra mitad. Aunque después de 40 años casados marcharse, aunque sea temporalmente, a casa de tus padres debe doler lo suyo.
Página original

15 comentarios:

  1. jajajajjjjaaj que literales son ahi los abogados jajajaj

    saluditos

    ResponderEliminar
  2. Buenos días!

    Los problemas seguro que vienen al elegir el trozo de casa que te quedas y el que no... "Yo quiero el WC", "no, lo quiero yo y la cocina también!", "la pared con la humedad te la quedas tú!", etc.

    ResponderEliminar
  3. Conociendo al ser humano hasta donde me ha dado tiempo, sólo me queda concluir que, en ocasiones (a veces bastantes) la solución salomónica es la más civilizada que puede tomar...al menos a este matrimonio no le ha ido mal y la cosa se paró ahí, sin ir a mayores, ¿no crees Moisés?

    beso y que pases buen lunes!

    ResponderEliminar
  4. Ostras!!!
    Pero que lokos estamos!
    jajajaja
    Besetes

    ResponderEliminar
  5. ¡madre mia! destrozar una casa por eso... mejor sería venderla y repartir el dinero.

    besos

    ResponderEliminar
  6. Del ser humano cualquier cosa puede esperar. Una pena.

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Jajajaja, vaya, a grandes males, grandes soluciones, si lo que no consiga la filosofía oriental...

    Gracias por las ideas :)

    Besos, amigo

    ResponderEliminar
  8. vaya tela!! eso si que es todo al 50%

    Ahora me imagino que también habría sus mas y sus menos, con el ¿quien es el que se lleva su mitad?

    eso es mas laborioso no??

    jajajaj estas medidas salomonicas !!!

    ResponderEliminar
  9. jaja ja que gracioso, jamas habia escuchado de algo semejante..
    un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Parece un juicio salomónico.
    Más de alguna rencilla se resolvería tan ricamente......

    ResponderEliminar
  11. Están locos estos camboyanos...

    ResponderEliminar
  12. matanuska yo creo que pensaron que seguro que los abogados terminaban jodiendolo todo :)

    azahara tu con qué te quedarías?

    Mary, te ha dado tiempo a conocerlo algo??? yo sigo sin comprenderlo nada.

    taratela los locos son ellos. Yo estoy muy pero que muy cuerdo (o no??)

    esther pues si pasase aquí y esperaras a vender la casa igual no te divorcias (como está pasando ahora :)

    Toñi aquí seguro que alguno habría salido mal parado. Así al menos nadie sale herido.

    Dianna si es que son más listos de lo que parecen.

    Conxa creo que tenían tantas ganas de dejar de verse que no discutirían demasiado. Vaya digo yo, es un suponer :)

    Patricia pa eso estoy yo. Pa contaros cosas raras.

    Y tanto la menda. Lo malo es que dividir una casa de ladrillo es un pelín más complicao.

    Max te pareces a obelix ;)

    Un saludo a todos y todas por vuestros amables comentarios :)

    ResponderEliminar
  13. Eso si que es partir por la mitad...

    un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Que fuerte! jajaja No tienen dinero para pagar un abogado, pero si para partir la casa en dos y recostruirla en otra parte... Esta juventud...

    ResponderEliminar
  15. Imagínate lo que debe costar un abogado! XD

    ResponderEliminar