26 diciembre 2008

Doctor Doom

Puede que a alguien le suene familiar la cara de este hombre. Su nombre es Philip Nitschke y es más conocido con el sobrenombre de Doctor Doom (Muerte, para los amigos). Es el fundador de un grupo a favor de la eutanasia. Supuestamente ayudó en el año 2002 a una amiga suya a morir dignamente tomando una dosis de barbitúricos (aunque el no se encontraba presente entre el grupo que pasó con la mujer sus últimos momentos). También ha escrito un par de libros donde habla sobre el tema de la eutanasia y la libertad que debemos tener el mismo derecho para vivir dignamente como para terminar esa vida de igual forma.

Todo esto viene a que este señor ha presentado un nuevo invento. Un procedimiento mejor dicho. Mediante el cual cualquier persona que lo desee y con materiales fácil y legalmente obtenibles puede morir de una forma pacífica, segura y, lo que es más importante, sin dejar huella de ningún tipo. Así después de morir ningún forense podrá echarle la culpa a tus familiares por dejarte morir. Puesto que no se podrá diferenciar si lo has hecho de forma natural o usando este método.

Con una bombona de butano vacía y un gas específico dentro de ella caerías en un sueño instantáneo y una muerte a los poco minutos. Indolora completamente.

Sin embargo la eutanasia es una de esas palabras prohibidas (igualándose en maldad según algunos a pornografía infantil, violación u otras por el estilo). En su país, por ejemplo, le han retirado su segundo libro. Y diversas páginas que tiene abiertas están en las listas negras y algunos proveedores de Internet bloquean su acceso. Así que lo único que teme es que este procedimiento no pueda llegar a las personas que les haga falta.

Lo más "gracioso" es que mientras muchos intentan desacreditarlo y quitarlo de en medio muchos pensionistas paisanos suyos han usado la paga de jubilación que les da el estado para unirse al grupo pro-eutanasia que dirige.

Nota: Esta entrada no pretende ser un punto de discusión sobre la eutanasia. Es, como el aborto, uno de esos temas que por mucho que se discuta el que tiene una opinión no la cambiará nunca. Así que veo un gasto de energía intentar "evangelizar" sobre este tema.
Página original

7 comentarios:

  1. puf, difícil tema! eso sí, por lo que cuentas, el tío se lo ha currado! vaya invento! para mí, la única persona con derecho de quitar la vida es cada uno con la suya misma!

    saludos

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que entrar en ese tema, es como bien has dicho tú. Pero hay que decir que la labor de investigación de este hombre en cuanto a su vicio, es de mi agrado.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, en cierta manera es lo que hace este señor, 'evangelizar', ¿no? porque está difundiendo sus ideas tal cual, sin tener en cuenta que pueda afectar o no a otras personas que no opinen igual que él.

    Es mi humilde opinión, y por respeto a la nota de la entrada que conste que me guardo mi opinión personal sobre si estoy de acuerdo o no con la eutanasia, claro.

    un besete!

    ResponderEliminar
  4. Este tema es muy controvertido. Yo no me atrevo a postularme, porque por un lado me parece perfecto, pero por otro puede conllevar actitudes incorrectas que cuesten la vida a personas que no quieran morir.

    ResponderEliminar
  5. Como bien dices, un tema muy controvertido, tanto como para ocupar páginas y más páginas de comentarios a favor y en contra. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Yo tampoco sabria posicionarme, hay muchos puntos a debatir, complejo sin duda.
    Por cierto, felices fiestas Moisés!

    Muaaaaaaks!

    ResponderEliminar
  7. Tienes razón es un tema que sería dificil ponernos todos de acuerdo..Lo que pasa es que si hace mucha publicidad de su invento intentarán investigar la manera de reconocer cuando se ha usado este metodo en una muerte o cuando ha sido una muerte natural..Aparte de darle publicidad lo está condenando a la vez de alguna manera..

    besitos

    ResponderEliminar