29 diciembre 2008

Vitamina D y países fríos

Hace unos días os hablaba sobre los beneficios de la vitamina D y sobre lo perjudicial que puede llegar a ser el no obtener la suficiente cantidad de esta sustancia en el organismo.

Hoy he visto una nota donde muestran un grupo un poco minoritario pero importante que está sufriendo este problema de forma muy particular.

Conforme sigue aumentando el número de musulmanes que viven en países como el Reino Unido donde el nivel de luz solar es menor que en sus países de origen se ve de forma muy directa el problema. Como la vitamina D influye en gran medida en la absorción del calcio las mujeres que usan el burcan están sufriendo serios daños durante y después del embarazo. Momentos críticos, por otra parte, para cualquier mujer en sus necesidades de calcio y, por añadidura, de esta vitamina. Cada vez se informan de más casos en los que durante el parte se producen roturas de cadera. También se ven casos en los que la osteoporosis aparece incluso a edades mucho más bajas de lo normal.

Por eso el Ministerio de Salud de las islas está intentando concienciar a las mujeres de fe islámica que usan esa prenda que, si al menos no quieren hacerlo en público lo hagan en casa, procuren tomar el sol unos minutos al día. Seguro que las recomendaciones no tendrá buena acogida entre el colectivo "señalado" pero en estos tiempos ... ¿ hay algo que no le siente mal a algún grupo, por muy minoritario que sea ?
Página original

6 comentarios:

  1. A este en concreto, no.

    Qué desgracia pertenecer a él, sin ánimo de ofender, pero es lo que siento.

    un saludo Moisés.

    ResponderEliminar
  2. Interesante estudio. La verdad es que esta prenda atenta no sólo contra la salud (en este caso incide en la falta de vitamina D, es que si es impuesto, atenta contra la igualdad de las mujeres y su derecho de elegir por sí mismas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Aunque se les rompan las caderas o estén mal de salud son capaces de seguir con las mismas y todo por las tradiciones .. y por sus maridos que en muchos casos las obligan.

    Besos y feliz año

    ResponderEliminar
  4. Las religiones..., es el motivo por el que hay tantas guerras, tantos atentados...
    ¿Hay algo peor?
    Aun así existen muchas personas que tienen fobia la sol.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Comparto tu misma opinión Mary. Pero poco podemos hacer por remediarlo si ellas no lo desean.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Bueno, iba a seguir comentando, pero veo que todas pensáis básicamente lo mismo. Así que Ginebra, Esther, Raquel: totalmente de acuerdo con las tres.

    Y creo que lo peor no es que las obliguen sus maridos, sino que se obliguen ellas mismas.

    Un beso

    ResponderEliminar