19 enero 2009

La pastilla del día de antes

Todos hemos oído en alguna ocasión eso de que para los exámenes (al menos para los importantes) no basta con estudiar el día de antes. Sabemos que es cuestión de preparación, de trabajo continuo y aplicado. Pero claro, siempre hay algo que se queda para última hora. Y siempre están los nervios de última hora que hace que la última noche la pasemos intentando estudiar aquello que "no hemos tenido tiempo" de hacer antes.

'Memory pill' that could help with exam revision could be available soon
Para esos casos están apareciendo últimamente unos medicamentos que fueron diseñados en un principio para ayudar a los enfermos de Alzheimer y para todas aquellas dolencias que maltratan la memoria a consecuencia de la edad. Vendidas, con forma de pastillas con una menor cantidad del principio activo, con la etiqueta de "efectos de potenciador cognitivo". Tras este curioso nombre se encuentra una sustancia que te permite permanecer atento y captar (recordar) más de lo que estás estudiando.

Así dicho puede parecer algo muy deseable (yo tendría que tomarme 1 dosis cada hora para llegar al nivel "normal" :). Sin embargo tiene varios problemas. Aparte de que puede subir sensiblemente la presión arterial está el hecho, no comprobado, de crear adicción.

Al igual que otros productos que prometen cosas parecidas (como las bebidas estilo Red Bull) con estas sustancias podrías aumentar tu capacidad de concentración así como disminuir el cansancio. De hecho algunos de estos medicamentos también se desarrollaron para ayudar a los enfermos de narcolepsia.

El mercado potencial es enorme. No solo estudiantes. Conductores habituales (y no tan habituales), personal con largas horas de trabajo, ... Imagínate si un lunes por la mañana no tuvieses que tomarte 12 cafés para conseguir despertarte. Con una simple pastilla serías el orgullo de tu jefe. ¿ Quién podría decir que no a algo así ?
Página original

19 comentarios:

  1. antiguamente no se tomaba nada para estudiar y deberia seguir siendo asi,al menos es mi modesta opinion...


    besitossss

    ResponderEliminar
  2. Como pensemos que todos los problemas vamos a solucionarlos a base de pastillas... mal vamos.

    ResponderEliminar
  3. sólo me faltaba rendir más de lo que rindo ufff entonces si explotaré. :)

    saluditos

    ResponderEliminar
  4. en el caso del uso para el estudio, miedo me da¡¡ por sus efectos secundarios..
    interesante Moisés. Saludos

    ResponderEliminar
  5. Yo estoy convencido que lo mejor es encontrar un equilibrio personal sin drogas de ningún tipo... jo... pero esto de encontrar un equilibrio cuesta.
    Por mi experiencia profesional son infinitas las puertas de entrada a malos rollos con tóxicos adictivos, después salir... uf!
    En mi época universitaria corrían las anfetas (los más cafres) y el pharmaton complex (con una formula que ya no es la actual creo, pero no estoy seguro.
    A mi personalmente me da bastante respeto todo este tipo de cosas, creo que casi siempre es mejor quedarse fuera.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  6. Yo recuerdo que en mi epoca de estudiante me tomaba Katovit, que era inofensivo totalmente, era vitamina C, y joooo a parte que no servía de mucho, las prohibieron.

    Con todo esto, hay que tener cuidado, pero supongo que ciertas épocas cuesta resistirse.

    ResponderEliminar
  7. todos "chutaos" jajaja verás que doping

    ResponderEliminar
  8. Coño! pues vamos, que es un negocio que abarcaría como bien dices un gran amplio abanico de clientes, por lo que para mi que se le va a sudar tres pueblos las consecuencias segundarias, y van a venderlo hasta en los kioskos, que el dinero ya se sabe....

    ResponderEliminar
  9. ¡Y estando más atento en las reuniones, hay más posibilidades de cantar Bingo! Hmmm, creo que me lo voy a tener que pensar... :D ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  10. Muy peligroso el mundo del pastilleo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. A mí es que me da mucho yuyu eso de estimular artificialmente al organismo sano, mira, te dejas de pingoneo y duermes tus 9-10horas y así por las mañas estás más despierto que una lechuga y con la mente bien despejadita para lo que te echen.

    un besico!

    ResponderEliminar
  12. Vaya gente más sana que estáis hechos.

    ¿ Seguro que ninguno probaría una pastillita de la memoria de estas ? :)

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  13. Yo hubo una época en la que trabajaba de 8-15h y luego en un hospital hacía prácticas de enfermería de 15-22h, sin tiempo para comer ni na, sin vida prácticamente... y no lo hubiese conseguido sin tomar Gingseng.

    ResponderEliminar
  14. jajajajaj es verdad Max¡¡¡ igual se podría utilizar para el bingo bussines que pusistes,,jajajaja ´me partí con esa entrada...

    ResponderEliminar
  15. Azahara, pero el ginseng es una cosa. Y tomarse algo recetado a los enfermos de Alzeihmer es otra, no?

    ResponderEliminar
  16. Sí, yo con eso no me atrevería, jejjeje! Aunque hay gente que me criticaba por usar Gingseng, que es como un chute de café. :)

    ResponderEliminar
  17. Yo creo que es menos perjudicial que tomarse 10 cafés :)

    ResponderEliminar
  18. lo del Katovic lo probé: no encontré cambio alguno de concentración pero el pis salía naranja fosforito...
    Estar más concentrado en el trabajo, como que no.. pero el día que inventen una pastilla que te haga disfrutar en éste, me la compro!

    ResponderEliminar
  19. Ehh!! Pues lo del cambio de color mola. No te habrías bebido algo más, Tequila?? ;)

    Ahh! Y yo procuro disfrutar en el trabajo. Es cuestión de aptitud, no?

    ResponderEliminar