17 septiembre 2009

Calentador barato

Las madres algunas veces pueden llegar a ser muy pesadas. Eso es algo innegable y universal. Pero a veces esa misma pesadez puede conseguir que consigamos cosas que merecen la pena ser contadas (¡¡ si es que no hay nada más inteligente que una madre !!)

Eso debió pensar Ma Yanjun, un carpintero que vive en un pueblo llamado Qiqiao en la provincia china de Shaanxi. El pueblo es pequeñito. No tienen las ventajas de las que disfrutamos en otras partes del mundo. La pobre y anciana madre de este hombre tenía un pequeño deseo: tomar una ducha caliente. El hombre pensó y pensó hasta que encontró una solución.


Un armazón de madera, 60 botellas de cerveza llenas de agua y conectadas unas con otras y todas ellas a una tubería. El sol calienta el agua a través de los cristales y ¡ voilá ! ¡ La señora puede disfrutar de una reconfortante y caliente ducha !

Ma ahora está pensando en ponerle el mismo sistema a todo aquel que lo desee. Y cuando consiga el suficiente dinero para comprar todas las cervezas que necesite (supongo que lo de bebérselas será lo de menos, sino yo me ofrezco voluntario) e intentará crear unos baños públicos para todo el pueblo.

Si es que donde se ponga una madre ...

14 comentarios:

  1. Desde luego es una idea genial para lugares menos desarrollados porqeu en comparación el coste no sería muy alto y encima puede vender las cervezas (el contenido) y sacarse un extra. Besos

    ResponderEliminar
  2. Que idea tio...Lo que hace la necesidad..Yo me ofrezco en esa necesidad a bebermes todas esas cervezas que necesite...todo sea por una buena causa no? Un abrazo churrin..

    ResponderEliminar
  3. Bueno, entre tú y Alijosos os bebéis las cervecitas, veo... jejeje1 Pues nada, cuando queráis me montáis el artilugio este y ahorro gas, jeje!

    Un besico!

    ResponderEliminar
  4. Ay!! las madres.

    ¿te has olvidado de mi en el teme vaciar cervezas??? No me lo puedo creer!!!

    Me encantan estás historias de gente que consigue algo aun cuando parece imposible...

    ResponderEliminar
  5. la imaginación al poder¡¡¡¡¡ un 10
    saludos

    ResponderEliminar
  6. A tu pregunta en mi blog: No necesariamente pues ellos reparten comida envasada que ya no estan en los upermercados por ejemplo pero que estanaptos para el consumo...Un abrazo churrin...

    ResponderEliminar
  7. Bueno bueno, ante el cruce de comentarios ... respuesta general.

    El que quiera apuntarse a beber cerveza ¡ bienvenido sea ! La cerveza debía ser declarada patrimonio de la humanidad. ¡ Al igual que los vinos !

    ¿ Alguien se apunta a una cata de vinos por España ? Eso sí, de escupir nada. Vino que entra en la boca, no sale :)

    ResponderEliminar
  8. Las madres tenemos una fuerza sobrehumana. Todo en la vida es terrenal menos el amor hacia un hijo. Yo lo siento asi.
    Me encantan tus post.
    Un besazo
    Maria

    ResponderEliminar
  9. Curioso y sorprendente! me apunto a lo de la cata!!!

    ResponderEliminar
  10. Me alegro mucho de que así sea María. Y respecto a lo del amor de una madre ... por eso mismo no entiendo lo que hacen algunas mujeres. Muy desesperadas deben estar para dejar a sus hijos.

    ResponderEliminar
  11. Mira que sois ...

    Conxa, Lola, así me gusta !!!! :)

    ResponderEliminar
  12. Ya lo creo que el sistema funciona, es como cuando dejas una manguera al sol, si abres el grifo, como te pille el primer chorro, te escalda. :D ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  13. Si hay que apuntarse, se apunta, a lo mejor hasta le cojó el gusto. Saludos

    ResponderEliminar