03 noviembre 2009

La cultura Nazca

La cultura Nazca fue una cultura que existió en una parte de lo que hoy se conoce como Perú durante casi 2 milenios. Tuvieron una época de esplendor que duró 6 de esos 20 siglos. Figuras como esta o las famosas líneas de Nazca (o la enorme colección de craneos que se han encontrado) dan muestras de una cultura que no tuvo nada que envidiar a aquellas que habitaban en el viejo continente durante el mismo periodo. Pero como a todo cerdo le llega su San Martín. En menos de un siglo (entre los años 500 y 600 de nuestra era) desaparecieron completamente. Casi sin dejar huella. ¿ Qué pudo pasar en tan poco tiempo para borrarlos así, a una de las mayores culturas conocidas hasta entonces ?

Ahora uno paleoecologísta francés ha propuesto una posible solución en dos pasos. La primera, siguiendo los patrones meteorológicos, sobre el año 500 llegó de nuevo el fenómeno conocido como El Niño. Pero ese mismo fenómeno solo pudo ser la última gota que colmó el vaso. ¿ Qué había entonces de diferente con ocurrencias anteriores ?

Starr 010206-0226 Prosopis pallida.jpgSegún este investigador la culpa fue de los propios nazcas. El lugar donde habitaban era muy árido. Sin embargo disponían de una espléndida agricultura. ¿ Cómo lograron un nivel que hoy es complicadísimo ? La explicación es fácil: en aquel entonces debía existir otro factor que permitiese disponer de agua en uno de los lugares donde menos llueve de todo el planeta. Y ese factor se llama Huarango.



Este árbol existía en gran número en aquella época. Este árbol tiene una particularidad: tiene unas enormes raíces. Estas raíces son capaces de traer el agua desde lugares donde el resto de plantas no llegan. Pero al hacerlo permiten que otras plantas puedan recuperar parte de ese agua. Lo que les permite crecer. Los nazcas, en su afán de conseguir más y más terreno donde cultivar, talaron casi todos los árboles que encontraban sin saber que así estaban cavando su propia tumba. Sin ellos sus cultivos y, consecuentemente, su forma de vida, se vieron abocados a desaparecer.

¿ Conseguirán los políticos de ahora aprender de los errores cometidos por nuestro congéneres varias veces en el pasado y en diferentes lugares antes de hacernos sufrir de nuevo a los de siempre ?

5 comentarios:

  1. Ah, es una teoría muy curiosa... me apasionan los dibujos de Nazca. Mira que he visto reportajes y no consiguen saber cómo ni quién los hizo.. Eso de que solo se puedan apreciar las formas desde el aire es muy inquietante...

    Bueno, lo de los árboles es muy curioso... ahora pretender que los politicos -y en general la sociedad- aprenda algo, se ve cada vez, cari, más inutil. No aprenden nada....


    Bezos.

    ResponderEliminar
  2. Si pensamos en que van a aprender de estos cuando muchos ni si quieran saben que existieron vamos listos...la historia desde luego es apasionante y curiosa...besos churrin...

    ResponderEliminar
  3. Lo primero creo que es darte la enhorabuena por esta entrada tan didáctica e interesante, Moisés... No conocía la existencia de este árbol llamado Hurango (me leí todo el enlace de Wiki). Puede que ese factor (la tala de este árbol) ocasionara la destrucción de esta cultura, pero debe haber más causas o factores que incidan en ello, bélicas o de otra índole.
    El factor que apuntas es clave, no puede negarse. No creo que los políticos aprendan pues nuestro Planeta está muy enfermo y las Cumbre de la Tierra yo creo que sirven para que esos políticos se den un buen viaje y de paso un homenaje (que rima y todo), ¿no crees?.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. ¿Aprender los políticos? ¡Ay, que me da la risa..! Bueno, sí, a trincar, a eso sí que aprenden, que en un par de tardes, se han puesto al día.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Veo que en el tema de los políticos estamos todos de acuerdo.

    Respecto a la teoría de los árboles ... no fue el único lugar del mundo. Se ha demostrado que en lugares como la isla de Pascua paso exactamente lo mismo. Si destruyes la base de un ecosistema todo se viene abajo.

    Fijaros en el caso actual de la economía. Tan solo bajando de la ecuación el tema del ladrillo mirad lo que ha pasado. Imaginad si, de repente, no hubiese trigo, ni arroz, ni centeno ...

    ResponderEliminar