15 julio 2010

Reciclando y creando

La humanidad se enfrenta a varios problemas medioambientales creados por su reciente actividad en nuestro mundo. Uno de ellos viene por el siempre presente plástico. Un material muy adecuado, y parece que completamente necesario, pero que tiene una pequeña desventaja: es extremadamente duradero. Liberado en el medio ambiente tarda mucho tiempo en reintegrarse. Y no es únicamente un problema en las afueras de las ciudades. Es un gravísimo problema en los océanos.

Allí tiende a llegar tonelada tras tonelada. Gracias a la circulación de las corrientes oceánicas existen ciertos lugares en cada uno de los océanos donde se reúnen poco a poco todos los desperdicios. Y allí se quedan, amontonándose. Estos trozos de plástico se rompen en trozos más pequeños, pero no se descomponen. Esto provoca uno de los principales motivos de alarma. Pájaros como los albatros, confundiendo la masa de plástico con comida, ingieren grandes cantidades. El plástico al no poder digerirse permanece en el estómago lo que en poco tiempo acarrea la muerte del animal. Los trozos aún más pequeños son comidos por algunos peces. Peces que posiblemente pasarán a alguna mesa, alimentando a seres humanos que asimilarán parte de los plásticos que nosotros mismos desechamos.

La mayor de las zonas donde se hallan estos residuos se encuentran en el Pacífico. Forma una isla, del tamaño de la suma de España y Francia, proveniente de los residuos de la costa Oeste estadounidense y canadiense, de Japón, Indonesia, Australia, Nueva Zelanda y demás naciones de la zona. ¿ Qué se puede hacer con todos esos desechos ?

Ya hay algunas ideas. La última de la que he tenido noticias es la de una firma de arquitectos holandeses llamada WHIM.Pretenden crear una isla artificial a media distancia entre San Francisco y la isla de Hawaii. Con un tamaño aproximado de 10.000 km2 y a partir de todos los residuos que puedan capturar. Separarían, calentarían y moldearían el plástico para formar las piezas (cual Lego gigante) con las que montar la base de la isla; así como estructuras para crear casas, hoteles, y demás edificios necesarios. Aunque parezca algo imposible ya existe (aunque a una escala mucho menor) un ejemplo de una construcción así cerca de las playas de Cancún llamada Isla Espiral II.

Volviendo al proyecto, una vez construida la base de la isla artificial recibiría la tierra necesaria para empezar el cultivo de tierras, en sus orillas crearían pastos usando los mismos materiales orgánicos que están ahogando la vida en algunos lugares para hacer crecer de forma controlada algas. Estas algas servirían, a su vez, para alimentar a los peces de los alrededores; se usarían como comida, como fertilizante, para obtener medicinas y para absorber CO2. ¿ Se puede pedir más ?


Lo único malo que le veo al proyecto es el detalle de como repararán la base de la isla dentro de varios siglos cuando los plásticos empiecen a descomponerse y no exista más petroleo para suplirlo. Aunque visto lo visto, todos los problemas fuesen así.

7 comentarios:

  1. A parte de ese problema que comentas, el otro problema sería el dinero... ¿Quien en su sano juicio pagaría esto si le sale más barato tirar los plasticos al oceano? ¡Nadie!

    ResponderEliminar
  2. Creo que cualquiera que quiera tener una buena imagen ecológica. Estos días vende mucho.

    ResponderEliminar
  3. Que barbaridad!! que los residuos formen una isla del tamaño de España y Francia, ¿como se ha llegado a permitir esto y no se haya puesto remedio antes?... se pondrá en el momento que esto recoja muchos beneficios.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  4. ¡No puedo creerlo!!!! Primero: que esa isla llena de envases de plástico sea tan enorme, es espantoso... y segundo: que haya mentes brillantes como este proyecto que den soluciones tan sumamente interesantes. Ojalá este proyecto fuese una realidad en poco tiempo (si dices que ya hay algo pionero....)
    Muy buen post, Moisés. Besos

    ResponderEliminar
  5. Alfonso8:58 a. m.

    Y no se pueden usar esos mismos plásticos para hacer moldes con los que hacer casas semiprefabricadas mas sostenibles y baratas?

    ResponderEliminar
  6. Parece ciencia-ficción. Yo me centraría en ver cómo podemos resolver los problemas que tenemos ahora, que para los futuros ya habrá tiempo.

    ResponderEliminar
  7. EriKa por eso se está empezando a buscar alguna solución ahora. Cuando lo que más dinero da es todo aquello relacionado con el medio ambiente.

    Ginebra creo que para casi todos los problemas que tenemos existe una solución mucho más sencilla que la que los políticos de turno y sus respectivos lameculos quieren vendernos.

    Sería una idea Alfonso, pero no creo que se tengan que recoger esos plásticos con todos los que tenemos aquí para hacer lo mismo.

    Tawaki la ciencia-ficción creo que siempre se queda muy por detrás de lo que realmente podemos hacer.

    ResponderEliminar